miércoles, 4 de mayo de 2011

Síntomas comunes de síndrome de fatiga crónica


Hay coincidencia entre los síntomas del síndrome de fatiga crónica que afecta a quienes sufren de la enfermedad. Mientras que muchos de los síntomas son similares la forma en que afectan a una persona puede ser muy diferente de los afectos que sentía por otra persona. Uno de los problemas con diagnosticar con precisión el síndrome de fatiga crónica es el hecho de que muchos de los síntomas son similares a los síntomas de otras enfermedades. Es por eso es importante consultar con un médico si se siente que sufre de fatiga crónica. El médico puede ordenar una variedad de pruebas para descartar otras enfermedades antes de poder da un diagnóstico, con lo que seguro que se puede prescribir el mejor régimen de tratamiento y medicación.

Para muchas personas los síntomas del síndrome de fatiga crónica sientan mucho como tienen la gripe con síntomas que incluyen:

o Fatiga o cansancio incluso después de un buen dormir noches.

o Continuo o dolores de cabeza de periodicidad.

o Problemas de estómago incluyendo náuseas y pérdida de apetito.

o Ser olvidadizo y no poder concentrarse.

o Dolores musculares y dolores.

o Dolor de articulación sin hinchazón.

o los ganglios linfáticos bajo el brazo y en el cuello son sensibles o inflamación.

o dolor de garganta.

o depresión.

o Tener músculos doloridos o dolores durante más de veinticuatro horas después del ejercicio o alguna otra actividad.

Debido a que los síntomas del síndrome de fatiga crónica tienden a causar una pérdida de apetito existe el problema muy real de un sistema inmunitario debilitado simplemente porque el cuerpo no está recibiendo la nutrición que necesita. Esto abre la puerta para otras infecciones y enfermedades a la huelga que no sólo son miserables en sí mismos, pero también puede hacer que los síntomas de la crónica fatiga mucho peor. Manteniendo ejercer el cuerpo fuerte con una dieta saludable, regular y una reducción de la tensión diaria uno puede mantener su sistema inmune fuerte que peleas de otras enfermedades y reduce la severidad de los síntomas de fatiga crónica. También es importante seguir el tratamiento prescrito por un médico, que ayuda a aliviar los síntomas y permite que la víctima no tener una pérdida de apetito.

Un diagnóstico de síndrome de fatiga crónica puede ser una vida alterar el evento. Los síntomas pueden permanecer igual o cambiar con el tiempo junto con la gravedad de los síntomas. Estos cambios ocurren a menudo en combinación con cambios de estilo de vida. Una dieta sana y hacer ejercicio regular son un cambio de estilo de vida que ha demostrado mejorar considerablemente la vida cotidiana de las personas que padecen este trastorno. Al reconocer los síntomas del síndrome de fatiga crónica aquellos que sufren sus efectos son capaces de modificar su vida cotidiana para tratar eficazmente sus síntomas.








¿Conoce los más comunes los síntomas del síndrome de fatiga crónica? Para obtener más información acerca de esta enfermedad, sus síntomas y tratamientos haga clic aquí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada